Cómo se pesca el calamar con caña

Portada » Cómo se pesca el calamar con caña

La pesca del calamar se practica cuando llegan los primeros fríos de otoño y los cefalópodos se acercan a las zonas someras de costa. Sepias y calamares se ponen a tiro de caña y despiertan las pasiones de un número cada vez mayor de pescadores. También, con la llegada del tiempo frío el mar y sus preciadas especies quedan adormecidos. El pescador se pregunta: ¿dónde están los peces? Y, ante este negativo panorama, son muchos los pescadores de spinning, rockfishing e incluso de surf casting que realizan una transición al eging durante otoño e invierno. ¡A pescar calamares se ha dicho!

Es una pesca divertida, entretenida y económica pues con una módica adaptación en equipos y, tras un período de aprendizaje en cuanto a las particularidades que representa pescar calamares, un pescador avezado puede obtener buenas capturas. Por demás, unas capturas con un elevador valor gastronómico. Se ha popularizado la técnica de pesca al eging, que consiste en pescar cefalópodos desde costa con señuelos artificiales. Es una técnica relativamente nueva, una modalidad de pesca procedente de Japón que ha arraigado en muchos pescadores.

Equipo necesario para la pesca de calamar con caña

El equipo de pesca puede resultar muy económico. Si el pescador es practicante de spinning y simplemente desea probar con el eging, se puede (y es recomendable hacerlo) aprovechar los equipos de pescar antes de comprar material más especializado.

Caña

Una primera toma de contacto con la pesca de calamares desde costa se puede realizar con bastantes garantías disponiendo de alguna caña de pescar en longitudes de 2.10 a 2.70 metros y acciones hasta 30 gr. Cañas bastante habituales para pescar a spinning. Con cañas más duras no se lanza con la misma eficacia necesaria los señuelos artificiales para pescar sepias y calamares, popularmente conocidos como pajaritos, que pesan hacia 5-20 gramos. Asimismo, las cañas de acción más potente y por tanto más rígidas tendrán también más posibilidades de desgarrar los delicados tentáculos de los calamares.

Las cañas para el eging tienen una acción rápida de media a punta o semi parabólica. El combate con sepias y calamares no ofrece una pelea extraordinaria ni resulta complicado. Siendo así, el pescador puede optar también por cañas de acción parabólica de las que se doblan totalmente que serán eficaces para cansar y combatir con eficacia en la recuperación de las capturas. Otra ventaja es que las cañas de acción parabólica son más suaves y evitan el desgarro de los tentáculos y la consiguiente pérdida de la captura.

caña pesca calamar hart boushido    caña pesca calamar cinnetic crafty caña pesca calamar telescopica

 

Carrete

Un carrete de pescar ligero en tamaño 2000 ó 3000 cargado con 150 mt. de trenzado fino hasta 0.12 mm ó monofilamento hasta 0.25 mm será suficiente. Es importante realizar el bajo de linea con fluorocarbono lo más fino posible, de 0.20 a 0.30 mm. Se recomiendan carretes rápidos dotados de un freno preciso y realizar un mantenimiento constante del carrete pues la humedad nocturna y el salitre degradan los mecanismos enormemente. Bajo de fluorocarbono o nylón de diámetros comprendidos entre 0.20 y 0.30 mm.

Una vez se sienten apresados en las poteras, la recuperación del calamar o la sepia es relativamente sencilla y no exige al carrete esfuerzo. Tampoco es necesario un freno potente, pero sí preciso y regular. Como los señuelos que se manejan son ligeros hasta 20 gramos de peso habitualmente cualquier carrete de gama media puede superar la “prueba del calamar”. En definitiva, un carrete de pescar para spinning medio o ligero resulta más que suficiente.

 

carrete pesca calamar daiwa gekkabijin     carrete pesca eging hart aerolightcarretes pesca eging okuma inspira

.

Señuelos

Recomendamos empezar con pajaritos económicos pues al principio el pescador sufrirá la pérdida de muchos señuelos enganchados en las rocas y escollos del fondo. Se pueden elegir varios tamaños y pesos. Los señuelos artificiales para pescar a eging son imitaciones de gambas o peces presa. Aunque actualmente la tendencia es fabricar señuelos realistas a modo de imitación de peces presa característicos de cada zona. Es la tendencia que ha marcado el fabricante croata de jibioneras DTD con sus nuevos pajaritos Wounded Fish y Weak Fish y que están siguiendo otros fabricantes de poteras como los reconocidos Yamashita y Yo-zuri.

Los pajaritos utilizados para pescar a eging llevan el plomo incorporado y se lanzan hasta la zona de pesca sin incorporar ningún otro lastre o plomada en la linea. Las medidas habituales en estos señuelos oscilan entren 1.5 y 4 pulgadas (una pulgada son 1.54 cm.). El peso habitual en los pajaritos está entre 5 a 30 gramos. Dependiendo de la especie que estemos buscando y de la época del año se puede elegir un tipo u otro de señuelo. Normalmente desde finales de verano hasta la llegada de los primeros fríos intensos y orientados a pescar sepias y calamares de tamaño pequeño mediano el pescador emplea señuelos hasta 2.5 pulgadas.

¿Y qué color elijo? Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho. Lo más recomendable es solicitar información contrastada entre los pescadores de la zona. Un color que triunfó el año anterior puede ser totalmente ineficaz en la presente temporada. De no disponer de referencias válidas se puede elegir el color del pajarito en función de la luminosidad siguiendo unas reglas sencillas y estandarizadas. Durante el día presentar a los calamares colores naturales, por la noche señuelos glow, holográficos o uva en colores rojos, naranjas, violetas. En aguas turbias peces llamativos como amarillos o naranjas.  Y para pescar en aguas claras y zonas someras conviene emplear pajaritos con colores naturales y leves reflejos metálicos como pueden ser imitaciones de sardina o jurel. A base de acumular experiencia el pescador tendrá un mejor criterio en la elección del mejor señuelo para la pesca del calamar.

yo-zuri ultra dxdtd weak fishyamashita super bright

Zonas de pesca del calamar

Ante todo seguridad, la pesca del calamar se realiza en horas crepusculares y nocturnas con los peligros que ello conlleva. Hay que ir bien equipado con un buen frontal, pilas extras, ropa de abrigo y avituallamiento. Recordar, incidiendo en la seguridad, tener el teléfono móvil con la batería al máximo y dejar aviso a familia o amigos de la zona donde pescaremos.

Cualquier cala, acantilado playa o puerto puede proporcionar buenos momentos de pesca del calamar. Tal vez los puertos sean las mejores zonas para pescar ya que la iluminación nocturna atrae a los calamares y facilita la tarea del pescador. Aunque éste tendrá que compartir escenario con múltiples compañeros de afición, habiendo puertos y escolleras que se masifican por pescadores atraídos por la pesca del calamar. Generalmente, las picadas se suceden durante los crepúsculos, amanecer y atardecer, si bien en algunas zonas y especialmente en pleno invierno y a plena luz del día, el pescador se puede ver agradablemente sorprendido por algún ejemplar de gran talla.

pesca del calamar con caña

Deje su comentario